Segovia tuvo la suerte de cara en los momento claves del encuentro

Ganó Segovia en Peñíscola, en un partido que se recordará más por como se desarrollo en la pista que por ser el primer partido de ambos en primera división, tres puntos que vuelan del fortín peñiscolano a un equipo que tuvo la suerte de cara en los momento claves del encuentro.

Comenzó mandón el equipo azulón que queria saborear de nuevo la victoria en casa, de hecho Juan Emilio adelantó al conjunto del Baix Maestrat con un galopada por el ala izquierda que acabó definiendo sutílmente con la puntera en la salida de Cidao (min 3).

Quería más el equipo con llegadas de Terry y Esteban, que no acertarón con la portería, en estas el primer disparo de los segovianos a puerta se convirtió en gol, Carlos Muñoz desvía una falta de Borja para poner el empate (min 11). Cometía segundos después la 5ª Falta Peñíscola que más adelante traería cola.

Esteban hacía el 2-1 en una jugada llegando al segundo palo (min 15), un minuto después Terry tenía la posibilidad desde los 6 metros de agrandar la ventaja pero su penalti lo paró Alberto que entró para atajar el penalti.

A falta de 1:12 para el descanso llegaba la polémica, 6ª falta Peñiscolana, 10 metros para Segovia e Iván reverter a pista, el benicarlando le sacó el primer disparo a su ex compañero Javi Alonso, pero los árbitros interpretaron que se adelantó por lo que se debía repetir el lanzamiento, mismo lanzador y portero, volvió a adivinar Iván…pero de nuevo mandan repetir y segunda amarilla al portero, el tercer lanzamiento fue para Borja ante Molina y esta vez no falló, lo que desencadenó una gran bronca de la afición peñiscolana, con este resultado se llegaba al descanso.

La segunda mitad fue para los locales, que llegaban pero no concretaban y cuando llegaban los palos (hasta 6) y Cidao dieron vida a los castellano-leoneses. Buitre en el 25 Adelantó a Segovia en una buena contra, de ahí hasta el final el dominió y la espera de Segovia en media pista hacía que el partido se convirtiera en peligroso.

Segovia se encerró y busco transiciones y Peñíscola tenía un equipo cerrado atrás con el tiempo como baza para jugar con la ansiedad local. No llegaba el gol, por lo que Cani decidió optar por el portero jugador con Esteban, la segunda jugada Alvarito roba un balón y a puerta vacía ponía el 2-4, otro robo de Segovia en el 39 dejó a placer el 2-5 que firmó Sergio, al final más diferencía en el marcador que en la pista en el inicio del maratón de 3 semanas.

Siguiente parada: Torrejón, Martes 21.00h, 1/8 Copa del Rey, Movistar Inter – Peñíscola RehabMedic.

Prensa Peñiscola

Deja un comentario