El Viña Albali Valdepeñas arrancó el lunes en el Quijote Arena

Ilusión, ganas, apetito, deseo de fútbol sala se palpaba en el ambiente de la casa provisional del Viña Albali Valdepeñas, el Quijote Arena.

En la charla de bienvenida a la plantilla, los dirigentes fueron los primeros en tomar la palabra. Ambos coincidieron en una máxima, “ilusión”. La propia del club de afrontar este reto en la Primera División de la LNFS y la de una afición nombrada por segunda vez como ‘Mejor afición de 2ª División’ que espera pelear con el equipo para ser la más sobresaliente de la categoría.

El presidente también quiso agradecer al plantel, el haber adquirido un año más para los renovados, por primera vez para los nuevos, el compromiso con el Viña Albali Valdepeñas. Sobre todo en una temporada complicada y con muchos cambios a los que adaptarse, entre ellos la estancia provisional en el Quijote Arena. Luis Palencia terminó con un claro mensaje “espero lo máximo de vosotros porque sé que lo vais a dar. Estamos ilusionados porque tenemos la mejor plantilla que podíamos tener en Primera División. Esperamos que salga lo mejor posible, que será lo mejor para vosotros y para Valdepeñas”.

Joan Linares continuaba la presentación incidiendo en la gran responsabilidad que tienen los miembros del conjunto azulón, debido en gran parte por toda la gente que hay detrás. Aunque todavía se está a alerta de alguna posible última incorporación antes del cierre de mercado, independientemente de ello, Joan coincidió en las palabras del presidente “tenemos la mejor plantilla posible”. El director deportivo apeló a la necesidad de ser un grupo comprometido “la cohesión de grupo es fundamental, el vestuario, vosotros, tenéis que estar juntos” y de ir paso a paso “el objetivo es la salvación, luego será el trabajo el que nos lleve a donde nos tenga que llevar”.

El turno fue completado por Leo Herrera. El técnico azulón agradeció a todos los jugadores haber confiado en un proyecto humilde e ilusionado con él al mando “Es una motivación que la gente confíe en el trabajo de este cuerpo técnico”. Además de incidir en la gran clave del éxito azulón hasta la fecha “confianza y unión del grupo”.

Finalizada la bienvenida y la primera reunión para sentar las bases del juego vinatero, los jugadores del Viña Albali Valdepeñas bajaron a la pista del Quijote Arena para empezar su preparación física con una suave sesión a cargo del preparador físico, Andrés Parada. Entre tanto, se tuvo tiempo para atender a los medios desplazados hasta el complejo capitalino.

El martes el equipo se entrenaría a doble sesión en tierras madrileñas.

 

Prensa FS Valdepeñas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: