España se da un festín antes de medirse a Japón en Semifinales

España se despidió de la primera fase de los Juegos con la goleada del campeonato (16-1) ante una Trinidad y Tobago que no vio a las jugadoras de Clàudia Pons por el campo y las persiguió como a sombras. Espera el lunes Japón en la semifinal, que de ganarla otorgaría ya como mínimo la medalla de plata.

Sin apretar el acelerador, las juveniles hispanas se colocaron 10-1 al descanso y dejando de lado entrar a los balones divididos después de llevarse un susto gordo por una entrada a Noe en el minuto 7.

No fue un día para extraer grandes conclusiones. Ni siquiera Clàudia Pons pudo ensayar más allá de un par de minutos el cinco contra cuatro mirando a los próximos partidos. Trinidad y Tobago no defendía, se oyó algún pitido en la grada y después de marcar Martita, volvió al juego normal. Eso sí, vino bien para que Antía recuperase buenas sensaciones después de la lesión que le obligó a descansar ante Tonga. La viguesa hizo el primer tanto en un córner y fue acumulando cuatro más, uno de ellos con una bonita picada a la salida de la portera rival.

Hubo tantos de todos los colores y algunos signos de admiración de una grada que se iba llenando para ver el partido masculino de Argentina y que, como no podía ser de otra manera, aplaudió el tanto del honor de Trinidad y Tobago, celebrado con algarabía por su técnico. La mejor noticia tras la reanudación es que Noe pudo echar una mano en las rotaciones, la lesión se quedó en amago. Se permitió incluso el lujo de marcar otro tanto con un zurdazo seco.

Trinidad y Tobago mejoró e inquietó a Silvia en un par de ocasiones con la habilidosa Prince. Sin embargo, España volvió a marcar con una acción ensayada de Martita para Toñi. Ya en el tramo final, Antía (2), Martita y Yarima pusieron el luminoso en el 16-1 final. Y todo a medio gas.

 

Prensa RFEF

Deja un comentario