Fernando Torres: “Mi objetivo principal es el de jugar con el primer equipo”

El jugador malagueño brilla a las órdenes de Crispi en el juvenil de Los Olivos CD UMA Málaga CF y se marca como objetivo principal debutar con la camiseta del conjunto universitario.

La búsqueda de jóvenes valores marca una de las hojas de ruta en el CD UMA Antequera. Una posición competitiva importante en la Liga Nacional de Fútbol Sala como la alcanzada por el club en las últimas temporadas no merma su función de velar por el futuro de esos jugadores que vienen destacando desde categorías inferiores. Fernando Torres, a sus 19 años, divisa un horizonte prometedor. Bajo el tutelaje de Manuel Luiggi Carrasco “Moli”, si nada se tuerce, apunta bien alto la progresión que se le presupone a un jugador tenaz en el trabajo y con una zurda de quilates. La irrupción de este malagueño en la plantilla universitaria está cerca. En su último año como juvenil ha dado un acelerón bajo el yugo de toda una institución, José Crispín “Crispi”. En cada aparición en la pista se intuye a un chico con capacidad de ir atravesando el camino hacia la élite de este deporte.

Nando, su nombre deportivo, lidera el juvenil de Los Olivos CD UMA Málaga CF y cada semana adereza su juego en el Pabellón Universitario junto a la plantilla de la categoría de plata. Una enseñanza continua que le permite marcar las diferencias en la Liga doméstica a la que le quedan únicamente siete jornadas y espera dar el paso a la competición profesional con un título de campeón. Esta prometedora perla de la cantera malagueña se caracteriza por un certero remate exterior, una depurada técnica en el uno contra uno en banda y una habilidad especial para definir jugadas en el segundo palo. Un recurso muy utilizado en las acciones ofensivas que discurren en el 40×20.

En los inicios en cualquier disciplina deportiva se antoja clave contar con las ideas muy claras y saber encarar un trayecto largo en el que no cesan los obstáculos. “Al juvenil nos beneficia tener la ayuda del CD UMA Antequera para progresar como jugadores y equipo”, indica. Los entrenamientos a las órdenes de Moli suponen una inyección extra de conocimientos tanto tácticos como técnicos o estratégicos, sin olvidar su gran virtud de ofrecer oportunidades a los jóvenes para relanzar su rumbo en su etapa inicial. “Para mí es lo que más me ayuda a crecer. Un nivel juvenil no se puede comparar con uno de élite nacional por intensidad y ciertos aspectos tácticos que en esa Liga no lo puedes ver, pero que en cada una de las sesiones de trabajo tienes que aprenderlos”, remarca.

Dentro del vestuario del conjunto verde se comparte una filosofía y unos valores concretos. Uno al llegar a la entidad sabe que el aprendizaje adquiere una doble vertiente, la deportiva y la académica. Fernando Torres cursa los estudios de Magisterio en la Universidad de Málaga y en sus compañeros encuentra a los mejores aliados en su formación. “Si mi confianza crece es porque veo que los demás confían en mí. Crispi, me ayuda en los dos equipos, el cuerpo técnico y los propios jugadores me corrigen y enseñan. Gracias a todos detecto un progreso muy grande”, apunta. En la cancha se desenvuelve como un ala-pívot, una posición más de partida, porque se mueve con muchísima soltura y su capacidad física le permite emplearse a fondo en las dos áreas. “Me marco un objetivo y me cuesta mucho no cumplirlo”, esta declaración muestra de forma clara sus intenciones.

Un Campeonato Universitario de Andalucía, una torneo clave en la planificación de una temporada, marcó el primer paso de su mayor implicación en el día a día del CD UMA Antequera. Su papel fue destacado en la edición de este año 2018, dispuso de bastantes minutos y aportó tres goles, uno de ellos desde el punto de 10 metros. Los compañeros le dejaron exhibir su buen golpeo desde el punto de doble penalti. Así valora su participación. “Estoy contento, porque es un torneo bastante importante para el equipo de la UMA y por la confianza que me han podido dar aún siendo juvenil. Jugar con todos ellos, un grupo que juega en la categoría de plata nacional, me ayuda a saber que puedo dar más y alcanzar ese nivel”.

Moli sigue muy de cerca a este jugador. Su nombre aparece en la hoja de notas positivas del curso. Desde el arranque del campeonato liguero le integró en la dinámica del grupo con la intención de que se adaptara lo más pronto posible, independientemente de que estuvo alternando entrenamientos y partidos con Los Olivos CD UMA Málaga CF, y ahora busca hallar el momento más adecuado para darle la alternativa de debutar con la camiseta verde. Aún quedan por delante seis jornadas en Segunda División, tres en casa y tres fuera, en las que se podrá comprobar si llega su estreno o su presencia será más notable la próxima campaña. “Dentro de este equipo con Moli, mi objetivo principal es el de jugar con el CD UMA Antequera junto al de aprender, mejorar y progresar”, destaca.

 

Prensa UMA Antequera

Deja un comentario