Dos goles en el último minuto amargan la tarde al Jaén Paraíso

No fue justo el fútbol sala en la ‘catedral’. Mereció la victoria el Jaén Paraíso Interior FS que de hecho la tuvo en el bolsillo hasta que quedaba un segundo, que fue cuando el Naturpellet Segovia consiguió un punto que les supo a tres.

No pudo tener el partido un comienzo más favorable a nuestros intereses. Salió el equipo bien plantado y con esa presión alta que le hizo ser dueño de la posesión. Casi en el primera jugada que consiguieron hilvanar los amarillos llegó el primer tanto. Boyis fue el hilo conductor de la misma, con una pared en banda y marchándose por el centro para acabar disparando. Paró el guardameta pero el balón le cayó a Alan Brandi que la cazó con la zurda para hacer el primero de la tarde.

Pese a ir mandando en el luminoso, no aflojó el cuadro jienense ni un ápice su presión y siguieron llegando las ocasiones para él. Alan lo intentó desde algo más lejos y también Boyis probó fortuna con el disparo exterior. Estaba mucho mejor equipo de Dani Rodríguez y no tardó Ángel Bingyoba en ampliar la ventaja. Lo hizo en una jugada en la que se marchó por la banda derecha, colándose en el área y disparando arriba con la zurda.

Cuando mejor parecían pintar las cosas para Jaén, llegó una jugada desafortunada en la derecha en la que robó Segovia. Hubo mano a mano ante Dídac que no puedo hacer nada, ya que el balón le fue cedido a Juanfran a la frontal del área desde donde no falló. No modificó ese tanto en nada el plan de los amarillos. que a punto estuvieron de volver a ampliar su ventaja gracias a una volea de Burrito que exigió lo mejor de Cidao.

El cancerbero de los segovianos acabó siendo determinante en los siguientes minutos, salvando primero una de Alan, por raso, y a posteriori un nuevo punterazo de Mauricio. No encontraba dificultad el Jaén Paraíso Interior FS para llegar a portería rival aunque aguantó como pudo el cuadro segoviano que encontró en su portero a su mejor jugador durante la primera mitad. Pese al asedio, lograron no encajar más los segovianos e igualaron al más la balanza.

En una nueva ocasión en la que cogieron al contragolpe a los amarillos, Sergio logró hacer el empate a cinco minutos de que terminase la primera mitad. Entró el juego entonces en una fase más bronca sin claridad en ninguno de los dos equipos. Llegaron los dos a cinco faltas cuando restaba un minuto de primer tiempo, en el mismo momento en el que Alan tuvo que sacar con la testa bajo palos el envío a balón parado de Javi Alonso.

No se detuvo el ritmo vertiginoso del encuentro pese a que este pasó por vestuarios. Boyis tuvo la primera del segundo tiempo con un buen disparo que le fue algo más centro de lo que cabía esperar. La posesión se tiñó plenamente de amarillo aunque no con tanto peligro como en la primera mitad. Las pocas ocasiones que había en el partido era para Jaén y Alan se labró una buenísima en la que acabó tocando el balón de espuela. Habría sido un gol precioso si no la hubiese salvado un defensor local sobre la línea. Protestó mucho Jaén, y es que el balón pareció entrar pero los colegiados no lo concedieron.

El pivot amarillo estaba siendo de lo mejor del partido y la volvió a tener tras un fenomenal recorte. El tiro tuvo que ser sacado in extremis un jugador local, pero el partido ya había entrado oficialmente en una nueva fases de idas y venidas con los dos equipos mordiendo por los tres puntos.

Volvió  calmarse el intercambio de golpe y en esas llegó el tercero de Jaén. Dídac salió a reventar un balón desde campo propio y Dani Martín cazó el rechace. Este gol hizo mucho daño a los segovianos y acto seguido tuvieron nuevas ocasiones Mauricio (esta clarísima) y también Bingyoba. Precisamente este último acabaría siendo vital en el cuarto, sirviéndoselo en bandeja a Campoy que la empujó en el segundo palo.

Sacó automáticamente el portero-jugador Segovia, aunque los minutos se les fueron escapando sin que pareciesen ser capaces de reaccionar. Esto del fútbol sala va de detalles y ayer la fortuna quiso que estos se decantasen a favor del conjunto local. Jugando de cinco y, con tan solo un minuto en el electrónico, los segovianos fueron capaces de hacer dos goles (el último a un segundo del final) en dos jugadas en las que los rebotes dentro del área les acabaron favoreciendo. Primero Rodrigo y después Buitre terminaron por arrebatar dos puntos a un Jaén Paraíso Interior FS que los había merecido más por propuesta y buen fútbol sala.

Prensa Jaén FS

Deja un comentario