Guillermo cuelga el silbato tras 31 temporadas en activo

El pasado 12 de octubre con motivo de la celebración de la Supercopa de Tomelloso, Guillermo Benito Valenciano dirigió su último partido como árbitro en Tomelloso.

Ni más ni menos que 31 años dedicados al mundo del arbitraje, en los que Guillermo ha vivido de todo, aunque como él dice ha hecho más amigos que enemigos, en un mundo algo ingrato como es el del arbitraje.

Cuando se retiro del fútbol y tras jugar unos años en la Liga de AMPAS comenzó su periplo como árbitro. Su mejor recuerdo fue en la temporada 94/95, donde fue nombrado mejor árbitro. Buenos recuerdos, pero sin duda uno de los mejores fue cuando dirigió en un partido al mítico Ferreira.

Junto a Julián, el pasado 12 de octubre y dirigiendo una final, como a él y a cualquier árbitro les gusta dirigir, Guillermo se despidió. Ahora le veremos de espectador por los pabellones de Tomelloso, y seguramente alguno de sus críticos le echará de menos, abajo en la pista.

Deja un comentario