UMA Antequera solo admite tres puntos frente a Mengíbar

Primer duelo clave en suelo antequerano dentro de una recta final de temporada regular muy intensa que arranca con la visita de uno de los oponentes de la región andaluza.

Un esfuerzo encomiable llega a su fin. El recorrido del CD UMA Antequera por la Segunda División de la Liga Nacional de Fútbol Sala fue de menos a más. El transcurso de las jornadas avivó la ilusión de una plantilla con ganas de repetir por segunda temporada consecutiva la participación en el play-off. Ahora toca encarar el momento más decisivo para mantener intactas las opciones de pugnar por una de las plazas de acceso a la máxima categoría. La fortaleza del Pabellón Fernando Argüelles emerge este sábado 24 de marzo, a las 17.00 horas, como el refuerzo más titánico en un especial derbi andaluz frente al Software DELSOL Mengíbar. Solo se admiten los tres puntos, si a falta de seis encuentros, se cuenta con el respaldo de los seguidores verdes.

El conjunto universitario pretende culminar un curso ejemplar y, para ello, depende únicamente de no descuidar lo conseguido hasta la fecha número veinticinco del campeonato liguero. Ocupar una de las posiciones de play-off (4º – 44 pts) refleja únicamente el buen hacer de los chicos de Manuel Luiggi Carrasco “Moli”. La igualdad existente en cada uno de los choques, por la buena calidad de los clubes participantes, exige un empujón extra tanto en casa como a domicilio. El cuadro jienense se encuentra en el décimo lugar de la clasificación, con 35 puntos, y busca repetir la victoria de la primera vuelta (3-2). Los universitarios ya conocen la dureza de un rival al que siempre le cuesta superar.

Después de la derrota en Burela, la celebración de la Copa de España de la LNFS permitió a la entidad malagueña conquistar uno de los títulos más especiales en la entidad malagueña: el torneo regional entre universidades. Una excelente participación, tres victorias holgadas, aporta la confianza necesaria en la antesala de un envite clave y conserva el ritmo competitivo.

Las pérdidas en zonas de creación de juego, los espacios a la espalda o los desajustes en la defensa de acciones de estrategia señalan los matices de un partido. Los de Javier Garrido los aprovecharon para vencer en el Pabellón Sebastián Moya Lorca. Moli tiene aleccionados a sus chicos de cara a no repetir los mismos fallos.

Tres partidos en el Argüelles y tres fuera separan a la escuadra antequerana de pelear otro meritorio ascenso a Primera División.

 

Prensa UMA Antequera

Deja un comentario