El FS Talavera logra el campeonato y pelearán por el ascenso a Segunda División

Batallando, peleando, sufriendo, no es de otra manera como se consiguen los campeonatos. Ciudad de Móstoles lo iba a poner tremendamente difícil en el primer ‘match ball’ de los talaveranos, porque es un gran equipo, pero el Soliss FS Talavera lo sacó adelante. Era su prueba de fuego si quería ser campeón del Grupo IV de Segunda División ‘B’ y si quiere ascender de categoría esto es lo que se va a encontrar por el camino.

Pero los obstáculos, cuando uno los sortea unido son menos obstáculos. El equipo orquestó como un verdadero equipo y se sobrepuso a las chinas que le salían por el camino, que no fueron pocas, como la lesión de Fer, que Rober no pudiera estar al cien por cien debido a unas molestias en la rodilla o la cartulina amarilla a Óscar durante la primera parte.

Todos estos contratiempos dejaron muy minado el apartado defensivo de los talaveranos, quienes se multiplicaron en esfuerzos ante el equipo más goleador de la competición, un conjunto que pese a su juventud está tremendamente capacitado para cotas mayores y que no entregaría el partido hasta que el cronómetro puso a cero los contadores después de 40 minutos de auténtica guerra sin cuartel.

Era un partido para valientes y salieron valientes los de Raúl Aceña, intentando llevar el peso del encuentro y buscando en rápidas transiciones la espalda de la zaga rival. Todos los primeros acercamientos llevaron el color rosado de los de la Ciudad de la Cerámica, quienes se encontraban con un inspirado Josemi ante los remates de Josete y de Óscar, quienes gozaban de las primeras claras del partido.

Empezó a salir de la cueva el conjunto de Antonio Sánchez ‘Santa’ y lo hizo con acciones de calidad. Salían tocando desde atrás, movían con criterio y obligaban a Rafa Luque a tener que dar su mejor versión. Salvó ante Cebrián, salvó ante Ángel y salvó ante Carlos, quienes buscaban desnivelar la contienda para los mostoleños.

Los cerámicos pasaban a una versión algo más defensiva para replegarse e intentar morder a la contra. Otras veces, cuando se podía, optaban con subir hasta arriba la línea de presión y buscar algún robo para llegar a la meta contraía. Fuera como fuese Justo Cáceres, una vez más el líder sobre el 40×20, se encontraba con la madera en un remate envenenado. Por su parte un habilidoso Anass se iba de todos los que salían a su paso, incluso del portero, pero ejecutaba desviado su tiro.

Así se iba muriendo la primera parte hasta que algo le hizo cambiar el signo en favor de los de la Ciudad de la Cerámica. Los de Raúl Aceña sacaban el dos por uno con dos faltas en una misma acción a 30 segundos para el final. Un doble penalti del que Jesús Jiménez asumía la responsabilidad de lanzaron y El Niño iba a estar infalible desde los 10 metros para poner el 1-0 con el que nos íbamos al descanso.

Resultado sensacional para afrontar los 20 primero minutos, dentro del objetivo necesitado para conseguir el título, pero Ciudad de Móstoles no había dicho su última palabra. Cierto es que avisó por dos veces Talavera, la segunda de ellas con una volea de Josete que se iba a la madera tras tocar en un rival.

Prácticamente asistimos a 20 minutos en los que a los locales les tocó capear el temporal y buscar su momento para matar el partido. A Rafa Luque se le empezaba a ver más de la cuenta y el cordobés volvía a ofrecer un recital de paradas de todos los colores. Le sacó una clarísima a Andrés dentro del área y qué decir de la parada a bocajarro ante el remate de Boris.

Achuchaban los visitantes y encontraban su premio en un despiste defensivo. Toni medía la bola al pívot desde el centro de la cancha, éste saltaba cuando veía acercarse la bola y Rafa Luque, que estaba
tapado, no veía la trayectoria de la pelota alojándose en el fondo de las mallas. Un jarro de agua fría que no consiguió sacar del partido a los de la Ciudad de la Cerámica, quienes estuvieron en todo momento espoleados por su público.

Y es que el Primero de Mayo rugía y rugía, más que nunca iban a ser el jugador número seis. Y esa afición celebró con júbilo el segundo de los tantos talaveranos, un 2-1 que llegaba poco minutos después del empate y que era anotado por Jorge en su propia portería al interceptar un centro desde la banda de Quique Hernando.

Otra vez por delante el Soliss FS Talavera y esta vez la renta que no la iba a dejar escapar, aunque para ello hubo que sufrir y mucho durante los últimos trece minutos. Los mostoleños metieron la directa en busca del empate buscando preferentemente acciones de pívot ante la minada de efectivos defensa talaverana. Y ahí es quizá donde empezó a actuar un poco lo que llaman la suerte del campeón.

Hasta cuatro palos se contabilizaron por los visitantes en un poco espacio de tiempo, los dos últimos en la misma acción y que llevaron una fría gota de sudor al público local. Ciudad de Móstoles no iba a ceder así por así una derrota, porque ellos también se jugaban mucho, pero el caparazón talaverano cada vez era más duro e incluso se permitían la opción de buscar un tercer tanto que hubiera matado el partido.

Lo tuvieron a la contra Anass, por dos veces, Óscar, Josete y Jesús Jiménez. Y es que el rival estaba volcado sobre la meta contraria, aunque eso sí, renunciando al juego de cinco. El tiempo terminaba por agotarse tras 40 minutos de pasión en el Primero de Mayo y empezaba una merecida fiesta con invasión de campo incluida por parte de la afición.

Y es que la celebración era merecida, aunque lógico está que se ha conseguido solo el primer objetivo de la temporada. Sin embargo con él los de Talavera de la Reina rompen con ese ‘sambenito’ que llevaban colgado durante las últimas temporadas de eterno segundón tras el triple subcampeonato. Las rachas están para ser rotas y hoy el Soliss FS Talavera puede decir que por fin es campeón del Grupo IV de Segunda División ‘B’.

SOLISS FS TALAVERA: Rafa Luque, Justo Cáceres, Jesús Jiménez, Fer y Anass. También jugaron: Josete, Panucci, Óscar, Rober y Quique Hernando.
CIUDAD DE MÓSTOLES FS: Josemi, Jorge, Ángel, Carlos y Toni. También jugaron: Boris, Cebrián, Andrés y Joshu.
ÁRBITROS: Durán Crespo y Salomé Vizuete (Extremadura). Amonestaron al local Óscar. Por parte visitante vieron la amarilla Toni, Jorge y Carlos.

GOLES: 1-0 (min. 19) Jesús Jiménez de doble penalti, 1-1 (min. 23) Toni y 2-1 (min. 27) Jorge en propia puerta.

 

Prensa FS Talavera

Deja un comentario